Loading...
Loading...

¿CÓMO PASAR DEL TACTO SOCIAL A UN TACTO MÁS ÍNTIMO?

Home / Seducción / ¿CÓMO PASAR DEL TACTO SOCIAL A UN TACTO MÁS ÍNTIMO?

Una vez que hemos dado el salto para acercarnos y conocer a aquella persona que llama la atención de todos nuestros sentidos, comienza la inquietud sobre cómo podemos acercarnos más y pasar del delicioso coqueto a algo que deje en claro la intención de que necesitamos llevar la relación a otro nivel.

tacto más íntimo

A simple vista la respuesta puede ser sencilla: Acercarnos poco a poco, tantear el terreno y estar atento a la reacción del otro, hasta lanzarnos a buscar un primer beso o llevar la mano a lugares más contundentes. Sin embargo, es necesario tener en cuenta de que a pesar de parecer simples pasos, en la práctica es un asunto a manejar con prudencia y delicadeza, pues no saber interpretar al otro, puede mandar a la basura todas nuestras intenciones.

Para empezar es necesario preparar el terreno y para hacerlo, podemos comenzar con acercarnos más a través de una caricia en la mano o por el cabello, pasar un brazo por la espalda o por la cintura, tocar sutilmente la pierna, etc. Esto permitirá crear confianza para comenzar a ir más allá.

Si observamos que la otra persona no muestra resistencia y responde a cada uno de nuestros estímulos, es posible comenzar a acercarse un poco más a la boca. Si se es lo suficientemente
arriesgado, es posible intentar besar a la otra persona, en caso de que no, dar un beso cerca de la zona es una declaración, decidida y educada de lo que se pretende, sólo que esperamos que la otra persona nos dé luz verde.

Si todo sale bien y la persona en cuestión es correspondida, luego del primer beso, lo que queda es relajarse un poco para volverlo a intentar y dependiendo de cómo evolucione la situación abarcar más espacio.

La idea al buscar pasar de un tacto social a un tacto más íntimo, es dejar claro nuestras intenciones, pero tanto hombres como mujeres deben tener cuidado, pues realizar ensayos sin la prudencia necesaria pueden ser interpretados como desagradables y abusivos, creando una barrera que fulmine la posibilidad de esa relación que se pretendía iniciar, así que, mucho cuidado.