Loading...
Loading...

EL SALUDO EN DIFERENTES CULTURAS

Home / habilidades sociales / EL SALUDO EN DIFERENTES CULTURAS

Hay muchas formas de saludar y decir ¡Hola! y ello depende de la edad, contexto y confianza que haya entre las personas. El saludo, es un hecho cultural que no es igual en todas partes del mundo y depende de costumbres, creencias y tradiciones locales. Por lo tanto es importante saber cómo es, más allá de nuestras fronteras y poder diferenciar entre un saludo social de un saludo más familiar, personal o íntimo.

El saludo en diferentes culturas

El saludo más aceptado en todo el mundo es el apretón de manos, a pesar de que en algunos países, sólo sea utilizado para tratar con los extranjeros y varía según la cultura, por ejemplo en la occidental es normal dar la mano y mirar fijamente a los ojos en señal de confianza, pero en el mundo asiático es acompañado de una pequeña reverencia en señal de respeto.

En Suramérica, los saludos son más cercanos que en la mayor parte de estos países, ya que es normal ver tanto en el ámbito social, laboral o familiar, además del apretón de manos, los besos entre personas, sin importar el sexo.

El beso en Europa está limitado al ámbito familiar e íntimo, por lo tanto en lo social y laboral es más habitual solamente, dar la mano. Sin embargo, los franceses en algunas ocasiones dan tres besos y más; por su parte los rusos y los australianos, se besan muy cerca de la comisura de los labios.

En los países orientales y asiáticos, prevalecen los saludos sin contacto físico y se estila, una leve inclinación de cabeza como muestra de respeto por la otra persona: A mayor respeto mayor será la inclinación que deberá hacer. Los hombres se inclinan típicamente con las manos en sus costados, mientras que las manos de las mujeres se apoyarán en sus muslos. Dar la mano en esta cultura, puede ser interpretado como una falta de respeto, aunque es aceptado en los negocios.

Otra cultura que evita el contacto físico es la hindú, ellos para decir hola o adiós, juntan sus manos a la altura del pecho y pronuncian la palabra “namaste” que significa: yo te reverencio.

Este gesto es utilizado, tanto para decir hola como adiós.

En Tailandia el saludo es muy similar al hindú, sólo que en este caso se elevan las manos: Cuanto más arriba estén las manos y más abajo estén el pecho, más respeto se está mostrando por la persona a la que se le realiza el saludo. Este gesto es usado no sólo para saludar, sino también para despedirse, pedir disculpas y mostrar gratitud.

En Nueva Zelanda, la bienvenida a los visitantes se realiza con un hermoso gesto llamado “hongi”, en el cual se juntan las narices y las frentes con los ojos cerrados y se intercambia el aliento, al hacerlo la persona está obligada a compartir todos los deberes y responsabilidades de los autóctonos.

En los países árabes, es común ver que entre hombres se saluden con un apretón de manos y un abrazo, cuando hay una relación de confianza. Sin embargo, en el caso de las mujeres no se
abrazan entre ellas, como lo hacen los hombres. Tampoco son habituales otros gestos de confianza, que no sea darse la mano y unos besos en la mejilla.

Es importante saber que en la cultura árabe el saludo hombre-mujer no es habitual, pues se relega a la mujer, no a un segundo plano, sino que se la hace, prácticamente, invisible en público.

Estos son sólo algunos de los saludos existentes, en distintas culturas alrededor del mundo, lo importante es apegarse a la norma de protocolo que indica: “se debe hacer y replicar lo que ves”. Es necesario adaptarse a las costumbres del país que es visitado, de ahí la importancia de conocer cómo se saluda, pues se corre el riesgo de no empezar muy bien las relaciones personales o de negocio que se pretendan.