Loading...
Loading...

REGLAS DEL SEXO CASUAL

Home / sexo / REGLAS DEL SEXO CASUAL

A todos en algún momento se les ha antojado vivir una aventura de una noche, con un desconocido o con alguien de su entorno, que les llama muchísimo la atención. Esto puede ser divertido, siempre y cuando se entiendan algunos aspectos, para evitar cualquier tipo de inconveniente que a futuro puedan acarrear consecuencias físicas y emocionales. La idea es liberarse de tabúes, probar y pasarla bien.

La primera regla del sexo casual es usar preservativo, pues minimiza las posibilidades de contraer VIH, ETS y embarazos no deseados. Tú tienes plena certeza de con quiénes te has ido a la cama, pero no la tienes del otro, así que sé consiente de las consecuencias y bajo ningún concepto aceptes sexo sin protección.

aventura de una noche

La segunda regla tiene que ver con la posibilidad, muy probable, de que no vuelvas a ver a esa persona más nunca, por lo tanto es importante evitar crear cualquier ambiente romántico, ni
realizar preguntas sobre cosas personales, pues se trata de un encuentro de puro placer y atracción física; nada de compromisos y amor verdadero.

La tercera regla es evitar esperar llamadas y mensajes de texto al día siguiente, porque las perspectivas de que ocurran son altamente nulas. Puede que la otra persona al igual que tú, busque lo mismo: sexo.

La cuarta regla es escoger bien el lugar; lo más probable es que sea en un hotel, por ser un sitio neutro que no pertenece ni a uno, ni a otro. Es importante en este punto, avisar a un amigo de confianza con quién estás, a dónde vas y cómo llegar ahí, ya que eso te servirá de protección por si las cosas salen mal y necesitas ayuda.

La quinta regla es tomar la decisión de tener sexo casual, sin estar bajo los efectos del alcohol. Evita la típica escena de despertar en un lugar y no saber dónde estás, qué sucedió, con quién y cómo salir de ahí.

La sexta regla es entender que sexo casual, no es lo mismo que sexo en pareja, así que trata de eliminar cualquier sentimiento de culpa que te hagan sentir como un objeto, si no hubo abrazos, caricias o frases romanticas. Si terminas sintiéndote mal, es probable que esto no sea lo tuyo y te afecte más de lo que crees.

    Posted in: sexo