Loading...
Loading...

APRENDER A DECIR NO

Home / Liderazgo / APRENDER A DECIR NO

Reflexiona: ¿Cuántas veces te has visto realizando una actividad que no querías hacer, sólo porque no pudiste decir un simple no?.


Decir sí a todo, es un reflejo claro de que una persona necesita fortalecer su autoestima, porque tiene la tendencia de ubicar lo que quieren los demás, por encima de lo que realmente quiere. Una de las causas, es que culturalmente una persona que dice no, es juzgada como egoísta, mala persona, negativo o poco colaborador.

Cuando una persona dice siempre sí, lo hace para evitar caer en discusiones o críticas, de manera que acepta con amabilidad todas las solicitudes de los demás, para obtener su aprobación, pues en su mente se anticipan a todas las posibles consecuencias negativas de su “no” y en esa situación de pánico, dicen lo que menos quieren: “sí” El problema de decirle sí a todo, radica en que a la larga no se hace lo que realmente se quiere, esto genera frustración y de ahí comienzan los sentimientos de culpa, tristeza, ansiedad e irritabilidad, por no tener capacidad de decir, no. Además si se tiene la costumbre complacer a todos, más de uno se aprovechará de esa buena voluntad, para abusar. Si te sientes identificado con esta situación, te serán de utilidad los siguientes consejos para superarla:

– Sé fiel a ti mismo: Ubica siempre en primer lugar tus prioridades personales, tus proyectos y lo que quieres hacer para entretenerte. Esto te focalizará, cuando dudes en aceptar hacer algo que desvíe tu atención.

– No te comprometas si sabes que no vas a cumplir: En el fondo, sabes no estás de acuerdo con haber aceptado. Esto podría ser peor que decir no, quedas mal ante los demás y corres el riesgo de ser juzgado como una persona mentirosa que no tiene palabra.

– Comienza a decir no: Es difícil cambiar patrones de comportamiento de un día para otro, así que puedes comenzar con decir no, desde situaciones sencillas hasta otras más complejas. Al principio te sentirás mal, pero le irás agarrando el gusto.

– Practica: Párate delante del espejo, imagina situaciones a las cuales dirías que no y comienza a decir no. Familiarízate con ese acto y sus sensaciones, así sabrás cómo te ves cuando lo hagas.

La idea, es que antes de decir sí en cualquier situación, pienses en ti y en lo que has planificado hacer, pues equivocarte implica ceder un tiempo valiosísimo para hacer algo que realmente no quieres hacer.

    Posted in: Liderazgo

Comments(0)

Leave a Comment