Loading...
Loading...

¿QUÉ DEFINE A UNA PERSONA ENCANTADORA?

Home / Desarrollo Personal / ¿QUÉ DEFINE A UNA PERSONA ENCANTADORA?

Cuántas veces se ha estado ante la presencia de una persona encantadora que, sin intentarlo, atrae la atención de quiénes lo rodean, ganándoselos con gran facilidad, bien sea por su habilidad natural de entablar una conversación o por tener siempre una palabra amable y una sonrisa en el rostro. Para nada se trata de un asunto físico, ni de técnicas de seducción, tiene que ver con la capacidad de relacionarse de una persona.

una persona encantadora

La autoestima de las personas encantadoras las hace sentirse seguras de sí mismas, lo que las hace tener la disposición necesaria para conocer a cualquier tipo de persona; mirar a los ojos, sonreír y acercarse, además de utilizar un lenguaje corporal que los muestra abiertos y relajados en cualquier intercambio social siendo cordiales y corteses.

La persona encantadora tiene el don de ser optimista, pues no se deja apañar por las malas situaciones, al contrario, buscan sacar lo mejor de cualquier problema y lo convierten en una excelente oportunidad para aprender. Normalmente, esta actitud suele contagiar de energía y esperanza a quiénes están a su alrededor, llevándolos a creer que todo se puede lograr si se busca una manera.

Son personas generosas, porque han desarrollado la capacidad de dar sin esperar nada a cambio y se muestran en todo momento, dispuestos a ayudar voluntariamente a quién lo necesite y a escuchar con atención los problemas de los demás, sin aburrirse y con un deseo sincero de hacer su vida más sencilla y agradable.

Ser el centro de atención, no es su prioridad, a pesar de que son un imán que atrae miradas, comentarios, personas y situaciones, la clave está en su capacidad de también ser generosos consigo mismos, sin ser egoístas, pues cuidar de sus propias necesidades y ser feliz los hace reflejar esa actitud en los otros.

Tener tacto al hablar con los demás y ese poder de empatía, hace de las personas encantadoras seres que resultan elegantes en la forma de comportarse, pues tienen la receta perfecta entre simpatía, discreción y amabilidad, sin llegar a invadir el es